¿Goebbels es quien manda?

Goebbels decía en chiste: “La iglesia Católica se mantiene porque repite lo mismo desde hace dos mil años. El estado nacional socialista debe actuar de la misma manera”. Se refería a que la primera condición de una buena propaganda es la repetición incesante de unos pocos temas. De allí que la divulgación debe limitarse a una pequeña cantidad de imágenes las cuales deben ser constantemente coreadas. El principio se basa en el axioma de que la masa solo recordará las representaciones más simples cuando le sean remachadas centenares de veces.goebbels

Esta regla la siguen a pies juntillas los estrategas reeleccionistas, con una pequeña variable: en lugar de difundir machaconamente noticias de ficticias realizaciones, la idea central que promueven y propagan es la existencia de una especie de demiurgo: el candidato reeleccionista. El metamensaje que quieren inocular en la mente de los dominicanos y dominicanas, es que el candidato reeleccionista es un ser superior, dotado de unas condiciones excepcionales que lo transforman en un tipo sobrehumano.

El objetivo de esta campaña es vaciar la democracia de contenido. Bien lo estudia y denuncia el politólogo Giovanni Sartori cuando desarrolla el término “videocracia” que es la acción de actuar sobre pueblos con una educación deficiente hecho promovido desde el gobierno, en condiciones de vida infrahumanas que coartan la posibilidad de una participación política activa y promueve una cultura política plebiscitaria en la cual se apoya o se niega, sin tener posibilidad de discutir las políticas públicas, buscando que el pueblo solicite un qué y no un cómo.

e pa tra que vamo

Total, ya el demiurgo lo ha hecho. De resto es crear una sensación de que la opinión pública está de acuerdo, abarrotando de carteles los espacios públicos, contratando de manera grosera casi todo el tiempo publicitario tanto en radio como en televisión, capitalizando la mayoría de los programas de opinión, periodistas y articulistas, para que todo el sistema de comunicación política tan sólo diga una cosa: el candidato reeleccionista es un ser superior y el resto de los mortales debemos apoyarlo sin cuestionar nada, porque él es el único que conceptualiza.

Así como la maquinaria propagandista de Goebbels le hizo tanto daño al pueblo alemán, de la misma manera el marketing político reeleccionista desarrolla una campaña con etéreas promesas cortoplacistas que intenta aplastar ofertas electorales que se basan en planes eficaces, sólidas propuestas y proyectos estructurados de acuerdo a la realidad nacional.

by:   Julio Maríñez Rosario

Anuncios

Etiquetas:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: