Burbujas y mas Burbujas. Articulo del Dr. Jaime Aristy Escuder

La historia económica mundial describe la existencia de burbujas de precios que se expanden por el deseo de los especuladores de maximizar sus beneficios en el corto plazo.

Las burbujas de precios más recientes se registran desde mediados de los años noventa hasta el presente. Algunas de esas burbujas producen el empobrecimiento de muchos inversionistas cuando explotan, otras empobrecen a los consumidores mientras duran.

Desde 1995 se registró un auge inusitado de las compañías de internet. Las empresas dot-com surgían por doquier y los especialistas en capital de riesgo las llevaron de la mano hasta el mercado de capitales.

Mediante la venta de bonos corporativos y, posteriormente, a través de la emisión de acciones las empresas dot-com absorbieron del mercado de capitales miles de millones de dólares, que sirvieron para inflar exponencialmente el precio de sus acciones.

Ante esa evolución del valor accionario y una política de tasas de interés bajas, los especuladores de los fondos de cobertura y los bancos de inversión siguieron colocando dinero en empresas cuyo valor presente del flujo libre de efectivo –indicador altamente correlacionado con el verdadero valor de una empresa- era considerablemente inferior al precio que le estaban asignando los mercados de capitales.

El 10 de marzo de 2000, el índice Nasdaq –que refleja la evolución del precio de las acciones de las empresas de tecnología- llegó al nivel de 5,048 puntos, duplicando el nivel correspondiente al año anterior.

A partir de ese nivel máximo vino la debacle. Los seis aumentos de tasas de interés que realizó entre 1999 y 2000 la Reserva Federal (i.e., el Banco Central de los Estados Unidos) y el aumento de la incertidumbre sobre la capacidad de las empresas dot-com de generar beneficios en el mediano plazo, se combinaron para alejar a los inversionistas de esos negocios.

Desde marzo del año 2000 se originó un acelerado proceso de venta de acciones, provocando el colapso del índice Nasdaq. Específicamente, entre marzo de ese año y octubre del año 2002 las compañías de tecnología perdieron un total de 5 trillones de dólares (i.e., 5 millones de millones) de valor de mercado, empobreciendo a miles de inversionistas que habían colocado hasta el dinero de su pensión en ese tipo de empresas.

La desaparición de las dot-com dejó al mercado sin un atractivo de dónde obtener ganancias extraordinarias. Los inversionistas que se escaparon a tiempo de la burbuja, con mucha liquidez en las manos, estaban ávidos de encontrar un nuevo mercado para inyectar miles de millones de dólares.

Al mismo tiempo, la Reserva Federal reducía las tasas de interés –entre enero del 2001 y noviembre del 2002 la redujo 12 veces, llevándola de 6.5% a 1.25%-, facilitándole a los consumidores el acceso al crédito.

La liquidez excesiva se volcó al mercado de bienes raíces, aumentando exponencialmente el precio de las viviendas. Los propietarios de bienes raíces comenzaron a percibirse más ricos y, dado que las tasas de interés eran bajas, decidieron refinanciar sus hipotecas e incluso adquirir nuevas viviendas con fines especulativos.

El exceso de liquidez y el sostenido aumento del precio de las viviendas llevó a los originadores de hipotecas (i.e., bancos e instituciones financieras especializadas en préstamos hipotecarios) a flexibilizar sus requisitos de préstamo y comenzaron a facilitar recursos a clientes con baja capacidad de pago.

Para facilitar más liquidez al mercado de bienes raíces los expertos de Wall Street decidieron titularizar los flujos de ingresos de las hipotecas de alto riesgo. Esos nuevos títulos financieros fueron vendidos en los mercados de capitales a bancos comerciales y de inversión, a otras instituciones financieras y a inversionistas individuales.

La mayor liquidez continuó alimentando la burbuja en el mercado de bienes raíces hasta que comenzó a subir la tasa de interés y los inversionistas se percataron de que numerosos clientes no podrían pagar sus deudas y preferían entregar las viviendas.

Este comportamiento provocó la caída de los precios de los bienes raíces, acentuándose todavía más la entrega de viviendas a las instituciones bancarias lo cual impactó negativamente sobre el valor de los títulos financieros emitidos con garantía del flujo de ingresos generado por las hipotecas de alto riesgo. En ese momento los especuladores salieron de ese mercado y explotó la burbuja de los bienes raíces.

El exceso de liquidez, provocado por la decisión de la Reserva Federal de reducir la tasa de interés –para ayudar a los propietarios de viviendas y a los bancos que habían sufrido grandes pérdidas, como es el caso de Bear Stearns que quebró estrepitosamente-, estimuló a los inversionistas a buscar otros mercados dónde obtener beneficios extraordinarios.

Los mercados de combustibles y de alimentos brindaron una gran oportunidad a los especuladores, pues ambos reflejaban un aumento de la demanda y una oferta relativamente inelástica (i.e., que se prevé fija en el corto y mediano plazo).

El crecimiento de China y la India ha estado absorbiendo una cantidad importante de la oferta excedente que existía en el mundo tanto de petróleo como de alimentos. Eso motivó a los especuladores a colocar el exceso de liquidez en los mercados a futuro de petróleo y alimentos, elevando exponencialmente su precio.

Lamentablemente, esas burbujas –a diferencia de las otras- tienen un impacto negativo sobre la mayoría de los agentes económicos. La burbuja del precio del petróleo es un choque de oferta negativo que eleva los costos de producción y los precios de casi todos los bienes y servicios.

Y la burbuja del precio de los alimentos se ensaña en contra de los consumidores más pobres, quienes tienen que destinar la mayor parte de sus ingresos a la compra de esos productos de primera necesidad. Hasta que llegue su explosión, la humanidad estará sufriendo por las nuevas burbujas.

Etiquetas: , ,

Una respuesta to “Burbujas y mas Burbujas. Articulo del Dr. Jaime Aristy Escuder”

  1. Burbujas y mas Burbujas. Articulo del Dr. Jaime Aristy Escuder Says:

    […] EnmanueL escribió un interesante artículo sobre Burbujas y mas Burbujas. Articulo del Dr. Jaime Aristy Escuder. Un resumen rápido: […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: