Blindaje Economico. Articulo del Dr. Jaime Aristy Escuder

El Gobernador del Banco Central afirmó hace unos meses que la economía dominicana estaba blindada frente a los choques externos. Lamentablemente, Héctor Valdez basó su afirmación en la cantidad de reservas internacionales netas que poseía el Banco Central. Las consecuencias económicas del aumento de los precios de los combustibles y de los alimentos sobre la economía nacional sirven para demostrar que se equivocó.

La cuenta corriente de la balanza de pagos cerrará en el año 2008 con un déficit de alrededor de 4,000 millones de dólares, equivalente a un 8.5% del PIB. Ese déficit se explica por el aumento de las importaciones –tanto las petroleras como las de bienes finales- y el colapso de las exportaciones.

Cabe resaltar que, según un estudio elaborado por el economista Luis Vargas, durante el primer cuatrimestre del año se deterioró la relación comercial con los Estados Unidos. Específicamente, el déficit comercial con los Estados Unidos pasó de 498 millones de dólares a 956 millones de dólares, lo cual representa un deterioro de un 92%.

Tal como afirma Luis Vargas, ese mayor déficit comercial se explica por el aumento de un 23.4% en las importaciones y el descenso de un 2.1% en las exportaciones.

El Banco Central para “demostrar” que la economía estaba blindada decidió vender reservas internacionales. En los primeros cinco meses del año se desprendió de más de 300 millones de dólares y mantuvo relativamente estable la tasa de cambio.

Desdichadamente, la venta de divisas no impidió el aumento generalizado de precios que se registró más allá de lo que establecen las cifras que calcula el propio Banco Central. Para demostrar mi afirmación basta con pasearse por los supermercados, colmados y mercados de los principales centros urbanos del país.

El deterioro de las cuentas fiscales constituye otra demostración de que el país no está blindado. En los primeros meses del año el gasto público se incrementó en más de un 30%, provocando un deterioro de las finanzas gubernamentales que permiten pronosticar para este año un déficit público equivalente a un 4% del PIB. Ese déficit es el doble del nivel que es compatible con la estabilidad de precios y de la tasa de cambio.

Esa realidad ha llevado a las autoridades a divulgar la idea de que la presión tributaria en la República Dominicana es muy baja y debe ser incrementada con una cuarta reforma tributaria. Como pie de amigo se buscó a un funcionario de la CEPAL, quien en una conferencia declaró que en la nación dominicana se paga una cantidad muy baja de impuestos.

Olvida ese funcionario que debe incluir en la presión tributaria los gastos adicionales en educación, salud, agua potable, seguridad, transporte y vivienda, que deben realizar los ciudadanos por el simple hecho de que los servicios públicos son un desastre. El economista Fernando Álvarez Bogaert ha señalado que la presión tributaria del país subiría a un 28% si se toman en consideración esos gastos adicionales que realiza el pueblo dominicano.

La decisión de Leonel Fernández de construir una segunda línea de Metro y un tren de alta velocidad, que hará la ruta Santo Domingo-Santiago, es otra demostración de que esta economía no está blindada.

El desbordamiento del gasto público, unido al aumento de los precios de los combustibles y al aumento de las importaciones de alimentos, continuará deteriorando la situación macroeconómica y se traducirá en el empobrecimiento de la población. Las protestas sociales están a la vuelta de la esquina…y todavía siguen con el discurso de que “e’palante que vamos.”

El Gobernador del Banco Central debe recodar que la única manera de blindar la economía, ante choques externos, es mediante el aumento de la capacidad competitiva de los sectores productivos nacionales.

Por eso es preocupante que en vez de invertir en educación, condición indispensable para elevar la productividad laboral y las exportaciones, se prefiera invertir en propaganda, sueldos millonarios para funcionarios, viajes, otro metro y hasta en un tren. Mientras eso suceda, la economía dominicana seguirá siendo muy vulnerable a los choques externos.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: