Otro Articulo del Brillante Economista Dr. Jaime Aristy Escuder

Hace unos días don Alejandro Grullón afirmó que el Banco Central estaba aplicando una política muy restrictiva, que se ha estado traduciendo en un aumento desproporcionado de las tasas de interés. El organismo emisor respondió emitiendo un documento donde pretende demostrar que los agregados monetarios han estado expandiéndose por encima de las necesidades de liquidez de la economía dominicana. Un análisis riguroso de ese documento demuestra que don Alejandro es quien tiene la razón.

En la página dos del documento “Política Monetaria, Tasa de Cambio y Liquidez en el Actual Contexto de Crisis Internacional” el Banco Central presenta la evolución de los principales indicadores monetarios. Según el organismo emisor, la base monetaria creció en 9,928.7 millones de pesos entre junio de 2007 y junio de 2008, mientras que el medio circulante se expandió en 11,040.6 millones de pesos.

Y en base a esos datos concluye que la oferta monetaria ha estado creciendo de manera correspondiente a la evolución de la demanda real de dinero; sin embargo, cuando se compara con la evolución del PIB nominal en ese período (16.6%) se concluye que tanto el crecimiento de la base monetaria nominal (9.35%) y del medio circulante nominal (9.28%) estuvieron por debajo, lo cual permite señalar que la política monetaria ha sido restrictiva, pues ambos agregados monetarios decrecieron en el entorno del 6.2%.

El documento del Banco Central revela que hay desequilibrios macroeconómicos que ameritan la reducción de la demanda agregada de bienes y servicios. En la página tres se señala que “la actual situación local e internacional demanda un ajuste del gasto total”. Lamentablemente, ante la ausencia de una política de austeridad que reduzca el gasto público,  el Banco Central ha estado aplicando medidas de reducción de los agregados monetarios que disminuyen el poder de compra de los agentes económicos privados. Esa política monetaria restrictiva, que incluye el aumento de las tasas de interés y la disminución del acceso al crédito, ha estado repercutiendo negativamente sobre las actividades económicas, deteriorando el nivel de empleo y la calidad de vida del pueblo dominicano.

El presente informe del Banco Central deja claro que la política monetaria es totalmente inconsistente con la estabilidad futura de precios y de la tasa de cambio. La disminución de los agregados monetarios se ha logrado principalmente mediante la venta de reservas internacionales netas. En los primeros seis meses de este año el organismo emisor ha perdido más de 500 millones de dólares, mediante lo cual disminuyó en 17,000 millones de pesos la cantidad de pesos en circulación.

Pero ese tipo de estrategia es incompatible con la estabilidad de la tasa de cambio, pues llegará el momento en que los agentes económicos perciban que el nivel de las reservas internacionales es tan bajo que el Banco Central no podría seguir defendiendo el peso dominicano ante un ataque especulativo contra la moneda nacional, que estará estimulado por un déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos que superará los 4,500 millones de dólares en el 2008. La inconsistencia de la política monetaria se explica también por el hecho de que los funcionarios del Banco Central afirmen que “uno de los logros más importantes de las colocaciones de certificados del Banco Central es que se realizan, fundamentalmente, para neutralizar el efecto de pago de intereses”.

Esto demuestra que el Banco Central está pagando deudas con más deudas, lo que se conoce como un juego Ponzi. Los aumentos recientes de las tasas de interés ñen 600 puntos básicos- provocarán un aumento del déficit cuasi fiscal. A pesar de que el Banco Central pretenda negarlo, en términos anualizados el aumento de las tasas de interés que se pagan sobre los certificados financieros producirá un déficit cuasi fiscal que ascenderá a 40,000 millones. Los propios datos del Banco Central así lo revelan. Según sus datos, a junio de 2008 la tasa efectiva promedio pagada en los primeros seis meses del año era de 13.77%, lo cual significa que 600 puntos básicos adicionales llevaría la tasa de interés promedio a un 20%. Dado que el volumen de la deuda oscila en alrededor de 200,000 millones de pesos, una tasa de un 20% produciría un déficit cuasi fiscal anualizado de 40,000 millones de pesos.

Es verdaderamente extraño que el Banco Central afirme en su estudio que para el año 2008 el déficit cuasi fiscal estaría en torno a los 24,000 millones de pesos. Digo que es extraño porque ese déficit implica la existencia de una tasa efectiva promedio de un 12%, que es inferior al 13.77% que prevaleció en el primer semestre del año. ¿O es que se le olvidó que aumentó significativamente las tasas de interés?

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Una respuesta to “Otro Articulo del Brillante Economista Dr. Jaime Aristy Escuder”

  1. tavi Says:

    Pagar deudas con deudas que paga el pueblo…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: