Obras de la UASD están paralizadas desde mayo

SANTO DOMINGO.- El gobierno mantiene paralizados los trabajos de construcción de las diferentes infraestructuras que construye desde el principio de esta gestión en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), en la sede central y en las provincias, sin que las autoridades del centro hayan recibido una explicación sobre el particular.

Los trabajos quedaron suspendidos desde mayo  pasado e incluyen la Torre Administrativa, de nueve niveles, 76 parqueos soterrados, el Centro Comprensivo de Cáncer Heriberto Pieter, que será uno de los más avanzados de América Latina; el edificio de parqueos de la UASD, de siete niveles y capacidad para 1,300 vehículos; un Comedor Universitario, para servir a 10,800 personas por día, y el Edificio Tecnológico, que alojará más de 20 laboratorios de alta tecnología, en la sede principal.

En el interior del país están detenidos los trabajos de la Ciudad Universitaria del Centro Universitario Regional del Oeste (CURO), en San Juan de la Maguana, y del Centro Universitario Regional del Suroeste (CURSO), en Barahona. También están paralizados los trabajos de reconstrucción del Centro Universitario del Noroeste (CURNO), así como los del Centro Universitario Regional del Cibao Central (CURCE), en Bonao, Monseñor Nouel.

Estas obras forman parte de un programa de construcción y reparación de la infraestructura física de la universidad estatal que inicio el Gobierno desde principios de la presente gestión con la finalidad de convertirla en una de las instituciones de educación superior más modernas del Caribe.

Los trabajos de remozamiento, a cargo de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, que dirige Félix Bautista, iniciaron con la conclusión y reinauguración de la biblioteca Pedro Mir, la remodelación del Aula Magna, la recuperación de los edificios de la rectoría y vicerrectorías, y la remodelación de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales, todos ya concluidos.

La inversión
La Torre Administrativa de nueve pisos se levanta detrás de la Facultad de Economía, en la parte Oeste del campus universitario, y conllevaba en sus inicios una inversión de RD$296 millones. Mientras, el Comedor Universitario, cuya construcción se realiza en la parte trasera de la Facultad de Humanidades y la Escuela de Idiomas, en el entorno de la avenida José Contreras, tenía un costo de RD$160 millones.

En tanto, la extensión universitaria de San Juan de la Maguana tenía un monto programado de RD$350 millones. Con la construcción de la Torre de Oficinas Administrativas se busca reorganizar y adecuar las áreas de Registro, Coordinación, y todos los departamentos donde se realiza el proceso de reinscripción del estudiantado.

La Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado también intervino la edificación denominada Ruinas Viejas, para alojar el Centro de las Tecnologías de las Ingenierías, obra que estaba prevista desde hace más de 35 años. El complejo de nuevas edificaciones incluye la construcción de un nuevo comedor universitario que se levantará próximo a la Facultad de Humanidades. El viejo edificio será demolido para construir un parqueo.

SUN LAND
Las obras fueron suspendidas tras el escándalo surgido con el caso del préstamo de US$130 millones del gobierno dominicano con la empresa Sun Land, cuyos recursos se utilizarían para las infraestructuras de la Universidad del Estado.

El Gobierno del presidente Leonel Fernández fue acusado por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) de violar la Constitución y de aumentar el endeudamiento público con el contrato para obras entre la Sun Land y la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado.

El presidente Fernández dijo que con este acuerdo el gobierno no había hecho préstamo, sino compromiso de pago y que “la Sun Land presta el dinero a contratistas, éstos cubican sus obras y la Oficina Supervisora de Obras del Estado repaga estos compromisos con fondos establecidos en su presupuesto anual”.

Explicó que el contrato para la construcción de varias obras en la UASD no tenía que ser sancionado por el Congreso Nacional, y justificó su argumento en el entendido de que no se trató de un préstamo internacional, sino de un crédito que la Sun Land otorga a los contratistas adjudicatarios de las obras. Previo a las elecciones de mayo pasado, el presidente Fernández dio el caso de la Sun Land por cerrado, pero el entonces candidato presidencial del PRD, Miguel Vargas, dijo que sería concluido cuando aparezcan los US$130 millones de la empresa.

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: