Interesante Articulo del Economista Dr. Jaime Aristy Escuder

El gobierno ha decidido incumplir su compromiso de recapitalizar al Banco Central.
Específicamente, en el presupuesto suplementario se establece que el gobierno no pagará los intereses que se originan semestralmente de los bonos de “capitalización”. Esa decisión ya ha comenzado a tener graves repercusiones económicas que afectarán negativamente a todo el pueblo dominicano.
La decisión gubernamental de no pagar los intereses de su deuda con el Banco Central es equivalente a una emisión de dinero inorgánico por el mismo monto. De hecho ese incumplimiento es un financiamiento forzado del Banco Central al gobierno y, en consecuencia, debe ser incluido como parte del déficit del sector público consolidado.
En el artículo 8 del presupuesto suplementario se señala que el nuevo déficit del Gobierno Central será de 30,926.6 millones de pesos, pero en realidad será mayor porque se deben incluir los 5,050 millones de pesos que por concepto de intereses dejará de pagar al Banco Central.
Ese déficit -sumado al  cuasi fiscal del Banco Central- lleva el déficit del sector público consolidado a un monto superior a los 68 mil millones de pesos, equivalente a un 4.5% del PIB.
El aumento del déficit público y del financiamiento inorgánico obligará al Banco Central a acentuar la política monetaria restrictiva. Un déficit del sector público consolidado superior al 2% es totalmente incompatible con la estabilidad de precios y de la tasa de cambio.
Por ese motivo el Banco Central ha tenido que restringir el crecimiento de los agregados monetarios, vendiendo sus reservas internacionales netas e incrementando las tasas de interés de sus instrumentos de inversión.
El impacto inmediato del incumplimiento del gobierno con el Banco Central, obligará al organismo emisor a restringir todavía más la oferta de dinero, con el objetivo de disminuir la demanda la demanda agregada del sector privado. Lamentablemente, el aumento de las tasas de interés deteriorará la calidad de la cartera de la banca nacional y pondrá en peligro la estabilidad del sistema de pagos.
La situación del Banco Central no es buena. Entre agosto y diciembre de este año se vencerán instrumentos de inversión por un monto de 37,744.7 millones de pesos. Ese vencimiento obligará al organismo emisor a elevar las tasas de interés, incrementándose –en consecuencia- el déficit cuasi fiscal del Banco Central.
Esta situación se agravará por el hecho de que esa institución continuará perdiendo reservas internacionales netas, dejando al peso dominicano sin ninguna protección frente a un posible ataque especulativo.
El gobierno debe aplicar una política de austeridad que permita el ahorro fiscal necesario para cumplir con el pago de los intereses de los bonos de “capitalización.” De lo contrario, las agencias calificadoras internacionales de riesgo de crédito rebajarán la calificación de la deuda dominicana.
De hecho, el incumplimiento del gobierno con el organismo central impactó inmediatamente sobre la cotización internacional del precio de los bonos soberanos. El incumplimiento elevó el nivel de riesgo de crédito del gobierno dominicano, lo cual se expresó en un aumento –en un solo día- de 20 puntos básicos de la brecha de interés que debe pagar el gobierno sobre la deuda pública externa.
Esto significa que el costo de endeudamiento externo de los agentes económicos -privados y públicos- se incrementará, perjudicando la capacidad del país de atraer inversión extranjera directa y financiera.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: